Diálogos Internos: LA DOBLE CARA DEL SECRETO

LA DOBLE CARA DEL SECRETO.

Pablo Feito.

En el mes de junio se celebraron en Madrid unas jornadas sobre la clínica del Secreto familiar, paradójicamente el vocablo “Secreto” es algo conocido por toda la población, pero resulta novedoso reflexionar sobre este concepto de cara a nuestra realidad clínica en las consultas o en la psicopatología que aflora ante el mal manejo de éste (ya sea por parte de la persona que solicita ayuda o por el profesional que la ofrece). Sin duda fueron unas jornadas que me resultaron muy inspiradoras.alba calleja. psicologa- psicologos en gijon- el secreto.png
Quiero mostrar la doble cara de esta temática, es decir, un lado “bueno” y un lado “malo” de lo que un Secreto puede suponer para un individuo o para un núcleo familiar.
Desde que nuestra capacidad de simbolización se va desarrollando a través del lenguaje vamos aprendiendo a socializar y a compartir, pero también aprendemos a construir límites necesarios de nuestro mundo interno. Más lejos estaremos de la locura cuanto más clara tengamos nuestra identidad y más estructurada nuestra personalidad, poseer un Secreto en nuestro interior y ser consciente del mismo nos da ese aval estructurante e identitario fundamental.
Decía Aristóteles que en el término medio está la virtud, frase aplicable a tantos aspectos de la vida y que es tan difícil de conseguir, también aplicable a la temática de este texto. Tener conciencia de nuestro mundo psíquico,
afirmarse como sujeto pensante a través de cierto contenido mental no compartido, no nos debe llevar a la confusión de vivir en un hermetismo desaforado. El Secreto, en exceso, nos lleva al no pensar y, por tanto, a la actuación no reflexiva.
Abusos sexuales intrafamiliares transformados en tabú intergeneracional, la infidelidad como forma de vida (no hablada) de pareja, adicciones destructivas que permiten tirar de una vida paralela, ocultar una enfermedad grave por temor al estigma social… Son unos de tantos ejemplos que, de no poder darles salida, bloquean el camino comunicativo hacia la sanación. No se trata de establecer un juicio categórico sobre estos actos, se trata de darles cabida en el foco de conciencia ya que probablemente sean la causa de variadas angustias desplazadas y que producen notable insatisfacción vital. Se trata de pasar del Secreto como el acto de no pensar al Contenido pensado.alba calleja. psicologa- psicologos en gijon- secreto
El tipo de Secreto, el momento vital en el que se forma, la función que tiene en la formación de la identidad o la que tiene en la formación de síntomas deben ser variables a tener en cuenta en la relación terapéutica.
Un Secreto no siempre está hecho para ser descubierto, pero sí para ser pensado.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s