CASTIGOS…PSICOLÓGICOS.

CASTIGOS…PSICOLOGICOS.

Hoy, conocemos dos de los peores castigos de tipo psicológico, la deprivación estimular y la privación del sueño…

Pueden llegar a convertirse en verdaderas torturas capaces de provocar graves efectos en la mente humana, sin embargo a veces, están más cerca de lo que parecen…

 

  1. DEPRIVACION ESTIMULAR:

La deprivación estimular o privación sensorial  es el nombre que recibe la limitación total o restricción parcial de estímulos para los sentidos.

La privación sensorial puede llegar a convertirse en una tortura y a lo largo de los tiempos ha sido usada como tal en varios contextos históricos.

alba calleja psicologa- psicologos en gijon- deprivacion estimular.jpg

Hay formas sencillas de bloquear ciertos sentidos, como vendar los ojos para anular la visión, o utilizar capuchas u otros instrumentos para tapar o bloquear la recepción acústica… sin embargo también existen métodos más complejos que pueden anular el resto de los sentidos, el del olfato, tacto, gusto, termocepción (percepción de la temperatura) e incluso el de la gravedad u orientación.

Diríamos que períodos cortos de restricción estimular pueden ser utilizados en dinámicas de relajación, pero la proyección o exposición prolongada en el tiempo de estas condiciones pueden generar en las personas efectos devastadores, despertando efectos de ansiedad, alucinaciones o delirios, depresión… Todo un peligro que puede amenazar de forma grave nuestra salud mental.

Ej: Las celdas de aislamiento utilizadas en algunas cárceles del mundo, responden precisamente a este método de castigo con una base más psicológica que otra cosa…

 

  1. PRIVACIÓN DEL SUEÑO

La privación del sueño responde por su parte a la restricción del sueño, la imposibilitación del descanso, o la interrupción constante del mismo.

alba calleja psicologa- psicologos en gijon- deprivacion sueño

Con tan solo un día completo en estas condiciones, podemos empezar a experimentar efectos en nuestra psique. Las dificultades de concentración son tan evidentes como limitantes, nuestra mente deja de funcionar como debería y de prolongarse esta situación incurrimos en el peligro de desarrollar contenidos de pensamiento de tipo esquizoide, delirante y de ruptura con la realidad.

Las  funciones cerebrales sufren un profundo deterioro si no cubrimos una necesidad tan básica como la del sueño, podemos alcanzar una sensibilidad extrema, una irritabilidad difícil de controlar y nuestra cabeza se vuelve un caos profundo.

Esta forma de tortura también ha sido muy utilizada a lo largo de la historia.

Ej: En la actualidad el abuso de las jornadas eternas de trabajo vistas en algunas partes de Asia como Corea del Sur o China en las que las personas trabajan sin descanso, está llegando incluso a originar la muerte en muchas personas…


Alba Calleja. Psicóloga.
635.961.102
albacallejapsicologa.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s